La cubierta invertida

91 673 60 63
La cubierta invertida

La lámina impermeabilizante es la zona más importante y delicada de la cubierta, pues las grandes oscilaciones de temperatura a las que está sometida producirán dilataciones y contracciones. Las heladas pueden convertir en quebradizas dichas láminas y producir en ellas fisuras que darán lugar a posibles filtraciones, humedades y otras patologías edificatorias. En estas cubiertas planas tradicionales, las impermeabilizaciones y aislamientos en Coslada se ponen encima del aislante térmico, pues los aislantes tradicionales no resistían bien las inclemencias del tiempo, especialmente al agua de lluvia, lo que llevaba a que la lámina impermeabilizante fuera la que soportase las agresiones.

Además, la cubierta tradicional, al estar sometida a cambios grandes de temperatura, mucho más que otros cerramientos del edificio, pues soporta sol y heladas más directamente, debía tener juntas de dilatación cada escasos metros, juntas que podían ser otro enclave para la entrada de agua. Frente a esta cubierta tradicional, las cubiertas invertidas presentan estas ventajas:

- Disminuyen las dilataciones en la lámina impermeabilizante.

- Se protege mejor a la lámina impermeabilizante de las agresiones mecánicas.

- Protección de la lámina impermeabilizante frente a los rayos ultravioleta y sus efectos.

- Se eliminan totalmente las condensaciones en el aislante al no estar colocada la lámina impermeabilizante en la cara más fría del elemento constructivo.

- Mayor separación entre las juntas de dilatación de las impermeabilizaciones y aislamientos en Coslada, que además quedarán mejor protegidas de las lluvias o las nieves directas.

Ven a Impermeabilizaciones Jigón y opta por lo tradicional o lo más moderno, trabajamos ambas.

haz clic para copiar mailmail copiado